Jimena Barón está otra vez soltera, pero nunca está sola. Siempre tiene la compañía y el incondicional cariño de su hijo Morrison, fruto de su relación con Daniel Osvaldo.

Desde Punta del Este, la cantante y el niño de casi 4 años se divirtieron haciendo una coreografía que terminó en un blooper y un fuerte golpe entre ellos. El momento quedó retratado y la artista compartió el gracioso episodio en sus redes sociales.

SUPER FAIL❗️❗️❗️ (Seguimos vivos no se preocupen) #mejormadre2018 ��

Una publicación compartida de Jimena Baron (@baronjimena) el