Carmen Barbieri atravesó un mal momento esta madrugada. La capocómica recibió un llamado de alguien que se hizo pasar por su hijo Fede Bal y le hizo el típico "cuento del tío", le dijo que el actor había sufrido un asalto y que estaba herido. 

A través de su cuenta de Twitter, Fede contó lo sucedido y alertó a sus seguidores: "Llamaron a mi vieja diciéndole que había tenido un accidente. Suelen hacer esto para sacar información, para extorsionar y hasta para pedir dinero. Tengan mucho cuidado con esto, que no los agarren desprevenidos".

 
"Me llamaron a eso de las 2:30 de la mañana. Una voz, que parecía la de Federico, me dijo 'Me asaltaron. Estoy todo golpado. Mamá, veni a rescatarme. ¡Baja, mamá!'", contó Carmen en diálogo con Teleshow.
 
Luego, expresó que decidió rápidamente llamar a su hijo para constatar si era cierto: "Pregunté: '¿Quién es?', corté y llamé a Federico. Por suerte me atendió al toque y me dijo que le faltaba media hora para llegar a Mar del Plata. Me aseguró: 'Estoy bien, quedate tranquila. No atiendas más y, y si atendés, mandalos a la mierda'".