Cande Tinelli escribió un largo mensaje en su cuenta de Instagram para asegurar que ama sus tatuajes, luego de que se malinterpretara una frase suya. “Mi cuerpo arruinado por la tinta“, había dicho la hija de Marcelo de forma irónica.

Por eso, utilizó su red social para descargarse. "Y capaz llegue ese día en que nuestra sociedad cerrada entienda que tatuarse no significa auto flagelo, ni ser una persona enferma mental, ni querer llamar la atención, o lo que sea. Simplemente es apreciar el arte del tatuaje y llevarlo como estilo de vida", escribió.

Además, aprovechó para dejar en claro sus principios: "Me gusta mi piel pintada y ya. No tengo miedo de ser libre, de hacer con mi cuerpo que es lo único MÍO que tengo, una obra de arte. Lo mismo aplicado para todo, la sexualidad, y lo que sea que elijan ser en esta vida, que es una sola, y nos pertenece. Sean libres. El que no lo entiende, es el que tiene el problema ❤️".