Los roces familiares en la vida de Camila Salazar no son nuevos. Sobre el final del 2019, la joven hizo una fuerte acusación contra su hermana, Luciana Salazar, que demostró los conflictos internos que guarda el vínculo.

La pelea se desató porque la modelo no invitó a la actriz al cumpleaños de su hija Matilda. La nena cumplió dos años en diciembre y festejó a lo grande con torta, globos y toda la ambientación en tonos rosados. 

"Luciana me desinvitó, jamás no iría al cumple de mi sobrina. No hay nada que ocultar, al menos de mi lado (sic)", reclamó la ex "Patito Feo" en declaraciones radiales sobre su ausencia a la celebración.

Ahora, la artista decidió pasar unos días en la casa de sus papás y a través de las redes sociales manifestó su incomodidad. Camila convive con su pareja, Mela Melitón, pero algunos fines de semana regresa al hogar de su infancia para visitar a sus padres.

En un nuevo episodio de cruces en la familia Salazar, aseguró: "Imposible leer en la casa de mis viejos. Me deprimen". "Si no es el noticiero, es un programa de chimentos a todo volumen. ¡Menos mal que ya no vivo acá!", expuso por Twitter.

El descargo de Camila Salazar con sus papás.
El descargo de Camila Salazar con sus papás.

Ver más productos

San Francisco de Sales, en el recuerdo la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a san Francisco de Sales

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos