Virginia Da Cunha es la última Bandana en irse del grupo pop. Lo hizo convencida, a comienzos de este año. La rubia quería dedicar todo su tiempo a su trabajo como solista. "Lo de Bandana era una cuenta pendiente, una revancha que queríamos vivir como todas las bandas después de 10 años de separación. El plan fue siempre volver a mi sonido. Yo crecí para estar en otro lugar", sostiene Da Cunha.

La cantante tuvo un grupo con su hermano, llamado Virgin Pancakes, desde la separación de las popstars. Con el correr del tiempo, este también se disolvió y la rubia comenzó a explorar su faceta de DJ y cantante. Da Cunha mezcla sus canciones con otros artistas y declara que sus inspiraciones son Oliver Heldens, Solomun y Autograph.

Además, la rubia lleva una vida muy sana ligada al deporte, ecología y gastronomía. El ambiente de la noche en donde se lucen los DJ se caracteriza por ser todo lo contrario a lo saludable, con la presencia de alcohol y drogas. Sin embargo, Da Cunha sostiene que es posible que convivan los dos mundos: "Debido a las cosas que a mí me gustan, logré hacerme un camino no tóxico. Trato de no hacer esa vida de trasnoche, porque mi cuerpo no me da. Si no me queda otra, trabajo y me voy, así no te contaminás. Realmente se puede sobrevivir como músico en un ambiente no tóxico".

Virginia habló de su relación con las " Bandana"

Con respecto a sus ex compañeras, la DJ expresó que tiene la mejor relación. "Las chicas son mis eternas amigas y de Bandana se extraña compartirlo con ellas". Aunque la rubia está muy conforme con su presente: "Acabo de filmar el videoclip de mi nuevo single ‘Belong’, un tema de amor que me refleja al cien por ciento en mi vida. Estoy muy bien con mi novio y me inspiré en eso para crear esta canción".