@perez_daro

Con la fuerza de su voz inigualable y la ayuda de varios artistas actuales, se editó el disco “ Sandro dúos”, que hace realidad una idea que tenía Roberto Sánchez antes de morir: reunir a colegas que lo acompañen a cantar algunos de sus clásicos más recordados.

El 14 de febrero se conoció el primer corte -que también es el tema que abre el álbum- “Rosa Rosa”, en el que Sandro conoce virtualmente a Cristian Castro, un fanático suyo de la primera hora.

La introducción, con una batería poderosa, da la pauta de que será un disco muy audaz, con increíbles arreglos de guitarras, instrumentos de viento y cuerdas. Los tonos altos a los que llega Cristian se amalgaman muy bien con el timbre sombrío de Sandro y sorprende cuando comienzan a cantar juntos, una armonía estupendamente lograda desde la producción. Para el segundo track, “Porque yo te amo”, escuchamos a Abel Pintos con una versión hecha a su medida, romántica y pop, en la que el Gitano también es protagonista. De lo más destacado del disco es “Whole lotta shakin’ goin’ on”, clásico del rock, no sólo porque da gusto escuchar a Sandro fraseando en ese tono, sino porque el invitado es nada menos que Elvis Presley.

 

Dos reyes de la música, que ya no están entre nosotros, quieren hacernos bailar desde el cielo y la mezcla es única. También escucharemos románticas versiones de “Te propongo”, con Axel; “Como lo hice yo”, con Franco de Vita; “Penumbras”, con Il Volo, y el emotivo homenaje a las madres con “Las manos”, que imaginariamente Sandro hace junto a Chayanne, dando un panorama completamente latinoamericano con estas colaboraciones.

Una de las mejores canciones del álbum, que pide ser segundo corte, “Una muchacha y una guitarra”, en la que la fuerza caribeña de Carlos Vives la transforma en vallenato y lo hace cantar a Sandro en ese género por primera vez. Los dúos femeninos son con Soledad Pastorutti, en “Cómo te diré” -que al unir sus voces elevan el nivel aún más alto de lo que había llegado hasta el momento-; con la española Malú en “Así”, y con la mexicana Alejandra Guzmán para un enérgico revival de “Tengo”.

El productor Carlos Dattoli fue el que tuvo la difícil tarea de direccionar el proyecto, y con ayuda de Pablo Durand, de Sony, extrajeron las voces de Sandro de los masters originales de sus canciones, para transformarlos en algo completamente novedoso. Otra manera de escuchar un superclásico, a 8 años de su muerte.