@perez_daro 

Paz Ferreyra tiene un seudónimo para subirse al escenario, un apodo para cantar/gritar su lucha: ella es también Miss Bolivia, y con ese alter ego, mantiene los mismos principios pero sabe que su voz puede ser la de muchas.

Y la actualidad musical y social es un campo de batalla contra el machismo, entonces ella, guerrera de esta lucha desde hace diez años, se encuentra enojada porque hay que seguir derrumbando paredes, pero feliz porque está preparada para seguir desconstruyendo las bases que necesitan ser reconstruidas.

Paz  Ferreyra o " Miss Bolivia"

Hay una identidad que es núcleo duro, que no cambia y no creo que cambie nunca, pero me siento diferente en relación a reafirmar lo que estoy haciendo con mi proyecto y la música como estilo de vida. Al principio empecé esto como hobby, como un juego. Y fue muy áspero el camino para crecer”, dice en charla con DiarioShow.com.

Así define su carrera Paz, que hace mucho creía que se dedicaría a cambiar el mundo desde la psicología y, de alguna manera lo sigue haciendo, pero desde su música, terapia de masas que bailan y se cuestionan.

Desde hace un tiempo, el feminismo viene ganando notables y esperados espacios. Al respecto, Miss Bolivia opina que “hay una avanzada, mayor visibilidad, mucha más solvencia en la organización de estas luchas, que antes quizás eran más atomizadas, en focos y ahora hay una cosa de cuerpo y más enorme con las diferencias internas que hay en todos los movimientos, pero que lo traccionan para delante y lo hacen seguir vivo. Me convoca la lucha y el momento, en donde el arte y la música pueden hacer una contribución muy valiosa para el cambio social. Las artistas estamos comunicando en primera persona realidades que los medios no comunican del todo. Siempre existe filtro”.

Celebra 10 años de carrera con un show en el Kónex el 6 de abril

Justamente uno de los conflictos a los que debe hacerle frente el feminismo es al hecho de que mucha gente habla de representatividad, o por los modos que tienen de comunicar o exigir justicia e igualdad.

Al respecto, sin medias tintas, Paz remarca que “es momento de desornamentarse y pasar a lo importante, ¿no? Resta quedarse en ese tipo de crítica, porque ¡hola, nos están matando!, no puedo hacer un minué para contártelo. No me sale de otro modo. Yo hice mi canción “Paren de matarnos”, que habla de los femicidios, y la probé en reggae, en cumbia, y no, era un punk rock, no había otra manera de decirlo. Esas son mis raíces y la única manera de hablar de eso. Es necesario por la urgencia y la violencia que vivimos, es necesario repudiar con todos los ovarios y la fuerza. Me tiene sin cuidado lo que puedan pensar de los modos. Hay que romper el canon del status quo. Obvio que va a generar prurito e incomodidad, pero justamente, vinimos a incomodar”.

En la marcha del "8M", la cantante se reunió con artistas de todas las expresiones. “Hay que dejar de lado las diferencias entre nosotras para ir por esto, que es de fuerza mayor”, reflexionó Miss Bolivia, que canta el 6 de abril en el Kónex.