Por @eugeaiello

Con un sábado con clima espléndido, aunque con temperaturas bajas, se pudo disfrutar del Lollapalooza Argentina 2022 y todo lo que tiene para ofrecer, además de la música en los escenarios principales. Estuvieron presentes Nicki Nicole, The Strokes y de sorpresa aparecieron Duki, Bizarrap y María Becerra. 

Hubo grandes convocatorias en stands donde DJs pasaban permanentemente cumbia y electrónica, y la gente bailaba a más no poder, felices por el día que se avecinaba. Asistieron influencers, una arenga increíble a Damián Betular, de " MasterChef Celebrity 3" y representación de diversidades LGBTQ+.

Los artistas Chiara Parravicini, Wiranda Johansen, Moloko y Lucía Tacchetti fueron los encargados de abrir el segundo día de este festival con alegría y mucha buena onda en el Hipódromo de San Isidro. 

Muchos de los asistentes del segundo día vestían remeras indicando a quiénes estaban esperando ver: con diferentes diseños de discos, o su clásico logo, allí estaban presentes los Strokes, en cada outfit de sus fanáticos. 

La banda, headliner de la jornada y muy querida en Argentina, tuvo 20 minutos de retraso para salir a escena. Además, su cantante, Julian Casablancas, se lo veía perdido, desafinaba, se equivocaba las letras en canciones clásicas y que ha tocado hasta el hartazgo en anteriores conciertos. Parecía cansado, decía incoherencias y tomaba algunos tragos de un red cup entre tema y tema. 

Julian Casablancas, de The Strokes, problemático en el escenario.
Julian Casablancas, de The Strokes, problemático en el escenario.

Sin embargo, al final del turno de la banda, su estado mejoró, pudo conectarse más con el público y hasta hizo chistes con que "nunca iba a poder dar un concierto normal en Argentina", y los demás miembros de la banda tocaron cumbia mientras él tarareaba, aunque no resultó como esperaban y fueron a full con "Reptilia".

Además, resaltó que en nuestro país están "las chicas más lindas" y que tenemos "buen fútbol". Luego, se corrigió y dijo que "todos los géneros" argentinos eran bellos. "Oh, acabo de ser cancelado", dijo Casablancas. Por otro lado, hizo hablar en español a Albert Hammond Jr, guitarrista del grupo cuya madre es argentina, y se dio un divertido paso de comedia.

Julian Casablancas y Nick Valensi de The Strokes.
Julian Casablancas y Nick Valensi de The Strokes.

Para resumir la presentación: no puede compararse con el show que realizaron en 2017 en nuestro país, donde hubo más presencia y conexión en el escenario de parte de Casablancas, como también la increíble sorpresa de "Reptilia" versión cumbia. La vara estaba muy alta y entre el atraso, como también las desprolijidades en el escenario en esta edición, opacaron el show tan esperado por sus fans.

De todas formas, hay algo bueno para destacar y es el setlist: hicieron un repaso para todos los gustos y generaciones. Desde "Bad Decisions", de su último disco "The New Abnormal", hasta canciones no tan escuchadas en sus presentaciones como "Under Control" o "Electricityscape"

El público presente en el   <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Lollapalooza Argentina'>Lollapalooza Argentina</a>, viendo a The Strokes.
El público presente en el Lollapalooza Argentina, viendo a The Strokes.

Uno de los shows más sólidos de la segunda jornada fue el de Nicki Nicole, quien hizo un vibrar al público con su repertorio, pero también dejó poderosos mensajes, sobre todo para el público joven que la sigue. Muy seria, la cantante habló sobre los femicidios. "Es muy fuerte lo que está pasando en el mundo y es muy importante que tomemos consciencia de las chicas que se están muriendo", dijo la rosarina con respecto al 8M. Acto seguido, invitó al escenario a algunos integrantes de No Te Va Gustar y la voz de Emiliano Brancciari inundó el predio con su canción “Venganza”. Además, recibió como invitados sorpresa a Duki y Bizarrap, como cierre de su show e interpretaron "Ya me fui". 

Nicki Nicole junto a Duki y Bizarrap.
Nicki Nicole junto a Duki y Bizarrap.

Y si de unión femenina se trata, sorprendió la aparición de María Becerra en el show de Lola Índigo, cantante que se está haciendo su lugar en la escena urbana. 

Un detalle que llamó la atención fue que muchos artistas argentinos se mostraron preocupados por la integridad de su público. En el día 1 del Lollapalooza, Duki y Bizarrap preguntaban constantemente cómo se encontraban los asistentes y hasta pararon sus presentaciones hasta que se calmaran las aguas. Lo mismo sucedió con Khea, quien debió poner un stop en su show dos veces, y recalcó que ante cualquier problema de salud, se lo hicieran saber a su grupo de amigos o a alguna persona que esté cercana para pedir ayuda. Todo este cambio cultural en los recitales se dio a raíz de la tragedia sucedida en AstroWorld, concierto de Travis Scott en el que murieron nueve personas a causa de amontonamientos en los pogos. 

María Becerra apareció de sorpresa en el show de Lola índigo.
María Becerra apareció de sorpresa en el show de Lola índigo.

Sin embargo, hubo otro tipo de shows además de los que se realizaban arriba de los escenarios y es el desfile de famosos que hubo: se lo pudo ver a Lizardo Ponce, Martín Garabal, Juana Viale, Emilia Attias y a figuras de " MasterChef Celebrity 3" como Juariu y Damián Betular. Cuando el sol iba desapareciendo del cielo y los primeros fríos se empezaban a sentir, a "Betu" lo descubrieron en uno de los balcones VIP del festival y sus fanáticos más jóvenes le gritaban eufóricos como si fuera otro de los headliners. "Sos el mejor de MasterChef" y "Aguante Betu", las frases más repetidas. Muy buena onda, el pastelero se dejó filmar y hasta se sacó fotos con sus fans. Un genio. 

Una de las joyitas de la jornada fue Pabllo Vittar, la drag queen brasileña que dio todo en el escenario. Bailó, cantó y repitió varias veces que amaba a la Argentina. Recordemos que Vittar realizó una canción con Lali tiempo atrás, y es constante su activismo por el reconocimiento de los derechos de las personas del colectivo LGBTQ+. 

Pabllo Vittar, dándolo todo en el escenario.
Pabllo Vittar, dándolo todo en el escenario.

Luego de la presentación de los Strokes, muchos asistentes del Lolla fueron abandonando el predio, aunque los más valientes y menos cansados se quedaron bailando hasta el final, al ritmo de Justin Quiles y Alan Walker, quienes brillaron por hacer cantar y saltar a todos los presentes, a pesar del cansancio, el dolor en las piernas y las ganas de volver a casa.