Por perez_daro

Es el primer "supergrupo" de heavy metal latinoamericano, y tras un gran debut discográfico, De la Tierra, conformado por integrantes de A.N.I.M.A.L. (Argentina), Sepultura (Brasil), Maná (México) y Puya (Puerto Rico), vuelve a la carga con su "II", en clara alusión a su segundo disco.

En charla con DiarioShow.com, El guitarrista Andreas Kisser y el cantante Andrés Giménez hablan de este nuevo desafío y las exigencias que la música les propone. "Es increíble tocar con Andreas, además de ser un ejemplo y un ídolo, es una persona que te hace sentir bien. Yo vi a Sepultura desde abajo mil veces, y va a seguir siendo un número uno para mí. Pero a pesar de esa grandeza, y ser reconocido en todo el mundo, no pierde la humildad. Algo que muchos pierden cuando llegan a ese nivel", explica con emoción Andrés sobre su compañero y amigo.

Claro, antes, Giménez fue fan de Sepultura, y gran parte de la discografía de A.N.I.M.A.L. tiene mucha influencia de la música de los brasileños. Andreas, quien habla español con fluidez, trata de evitar el halago del vocalista y comienza a describir lo que sucede con De la Tierra: "Es difícil tener un grupo como A.N.I.M.A.L., Sepultura y Maná, y empezar en otro grupo para tener más problemas, sería suficiente con uno, por eso con esta banda queremos disfrutar, ya es un desafío increíble hacer metal en español y portugués. Y un segundo disco para nosotros ya es una victoria, porque no sabíamos si iba a funcionar en el inicio. Y con un cambio importante, con la salida de Flavio, llegó como bajista Harold, hicimos el primer concierto en México con Harold y fue muy bueno. Las cosas tienen que ser simples, porque ya es difícil la vida en general. Tenemos el privilegio de ser músicos, de viajar juntos, intercambiar ideas, y estar con nuestros instrumentos en el escenario. Abrimos para Metallica, tocamos en el Vive Latino, en Rock in Rio, en Cosquín Rock, estamos nominados para los Grammy Latino, todo eso que nos pasa, pienso, es consecuencia de la buena onda, y así estamos creciendo, sin olvidarnos de disfrutar".

En plan de explicar esas exigencias de De la Tierra, que se presentará el 3 de noviembre en el teatro Vorterix, Andrés confiesa que "es muy difícil tener una banda de metal, y no porque tengamos bandas conocidas se nos hace más fácil. En un punto sentimos que hay que rendir examen todo el tiempo, necesitás tener un espíritu de lucha constante y plantarse como una banda nueva".