La guitarra usada por Kurt Cobain en las grabaciones del célebre concierto "Unplugged" de Nirvana, en 1993, fue vendida el sábado en una subasta organizada por la casa Juliens, por 6 millones de dólares.

El comprador, que estaba físicamente presente en la venta organizada en Beverly Hills (California), es el empresario australiano Peter Freedman, fundador de Røde Microphones, indicó Juliens en un comunicado. El hombre dijo que pretendía presentar el instrumento en varias ciudades del mundo en exposiciones con fines caritativos en apoyo al mundo del espectáculo.

El precio, de 5 millones de dólares, subió uno más al añadirle costos y comisiones y superó ampliamente la estimación inicial de la casa Juliens, que había fijado el punto de partida de la subasta en un millón de dólares