@perez_daro

La música pesada en nuestro país no es un medio fácil para lograr el éxito. Sin embargo, A.N.I.M.A.L. construyó un camino de reconocimiento que no terminó en Argentina, sino que se extendió a toda Latinoamérica. A pesar de haber estado fuera de actividad durante varios años, su regreso fue celebrado por toda la comunidad metalera de habla hispana.

En algunos días, el trío viajará a California, para presentarse en el Namm Show 2018, siendo el primer grupo argentino del género en hacer un show en una de las convenciones de la música.

En charla con DiarioShow.com, el grupo compuesto por Andrés Giménez, Marcelo Castro y Titi Lapolla habla del camino trazado, que es espejo del sendero por venir. "La idea es hacer lo que nosotros queramos siempre. Después, si la gente lo acepta o no, ya es una cuestión de cada uno. Si hacemos las canciones pensando en lo que está esperando la gente, le vamos a pifiar. Queremos mantener el espíritu de la banda a pleno, pero que se sienta una renovación. Estamos abocados a recuperar esa identidad de banda de groove metal que siempre tuvo A.N.I.M.A.L, sin dejar de ser genuinos".

En la decisión de mantenerse fieles a sí mismos, el power trío declara que, a pesar de contar con una gran cantidad de fanáticos, siempre debieron enfrentarse a los prejuicios. El año pasado, fueron invitados por Lali Espósito a tocar en el Luna Park y algunos seguidores se sintieron decepcionados. "Hay que acordarse de la carrera de una banda como la nuestra. Siempre fuimos unos bichos raros en la escena. Porque fuimos una banda muy abierta a la música en general. Hemos compartido escenario con artistas de todo calibre y de diferentes géneros. Lali nos llamó porque es fan de A.N.I.M.A.L como muchos. Nos pareció alucinante la oportunidad de seguir abriendo cabezas, esa es la función de la música. Abrir el alma, expresar los sentimientos".