Este sábado se cumplen 40 años de la muerte de Sid Vicious, uno de los íconos punk más importantes del mundo, y un personaje tan controversial como respetado.

Gracias a The Beatles y a la reina de Inglaterra, el mundo conoció a uno de los bajistas más particulares del punk, Sid Vicious. El joven, que era fanático de Sex Pistols, se transformaría en un integrante de la banda en 1977, dos años después de su creación, cuando Glen Matlock, el bajista original, fue despedido.

Según el mánager Malcolm McLaren, Glen fue expulsado de la banda por hablar mucho de Paul McCartney y por estar en contra de la canción “God Save the Queen”, que hizo famoso al cuarteto.

Si bien el nuevo integrante era conocido por el círculo al que pertenecía la banda, amigo del cantante y del mánager, lo cierto es que casi no tenía aptitudes musicales, a pesar de haber pasado por otros dos grupos, como la primera formación del legendario Siouxsie and The Banshees.

Cambiar a Matlock por Vicious fue una propuesta estética que atentó sobre todo contra la música de los Pistols. Glen era el principal compositor del grupo, y Sid era alguien con mucha actitud de lo que luego sería el estereotipo del punk: buscaba peleas, se autoflagelaba, se drogaba en exceso y siempre ponía en riesgo su vida o la de terceros.

Algunos consideran que fue el creador del “pogo”, en sus tiempos de fan del mismo grupo del que después formó parte, pero, más allá de su carácter, que lo llevó a tomar la posición de “ícono” dentro de la cultura mundial del punk, algunos otros piensan que el bajista fue algo más que una caricatura y que en realidad perjudicó al movimiento por este “modelo” de destrucción creado en su entorno.

Tan extremo era su comportamiento que la banda se terminó disolviendo por él y su forma de ser; según palabras del cantante John Lydon, era “un circo con piernas”. Tras el final de Sex Pistols, en enero de 1978, Vicious continuó con su vida autodestructiva y en octubre de ese mismo año fue acusado de haber matado a su propia novia, Nancy Spungen, de una puñalada. Él mismo, cuando debió declarar ante la Justicia sobre esa noche, dijo no acordarse de nada de lo sucedido debido al grado de intoxicación con estupefacientes que presentaba.

Todo sucedió en Nueva York, donde el músico había ido para tocar como solista aprovechando su fama como un clásico del punk, y con Spungen como mánager. Quedó preso algunos meses, y tras ser liberado, falleció por una sobredosis de heroína cuando celebraba su excarcelación bajo fianza el 2 de febrero de 1979, antes de ser juzgado definitivamente por la muerte de Nancy.

Vicious tenía nada más que 21 años cuando murió, tras haber vivido como rockstar, participando de la banda que amaba y que después terminó odiando. En 1986, la película “Sid & Nancy”, con Gary Oldman y Chloe Webb, popularizó ese intenso y trágico romance.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos