@TomasDV55 

"Yo tengo esa idea de que cuando a uno le gusta lo que hace y lo hace con el corazón, de alguna forma u otra, a la gente le va a llegar. Después están los gustos, pero si sos realmente bueno es como el helado de chocolate", dice Victoria Bernardi a DiarioShow.com y se ríe de la metáfora que acaba de improvisar.

Victoria tiene las cosas demasiado claras para sus 19 años. La historia de sus inicios en la música como camino profesional tuvieron más exposición que la esperable: como participante de la primera temporada del programa de talentos, “Elegidos”, Bernardi cantó en el Gran Rex frente a miles de personas (que también la veían por televisión) con tan sólo 16 años.

Pero su tenacidad y consistencia le permitieron superar la fama inicial y apabullante de la niña, y la convirtieron en una mujer artista con todas las letras.

"Soy cabezadura y una persona muy temperamental", reconoce la joven, que el pasado 10 de marzo presentó su primer disco "Solo sé" en un abarrotado La Tangente, que vibró al ritmo de las canciones que ella misma compuso.

Con un enrulado cabello rojizo y unos ojos verdes bien abiertos, la cantante se para sobre el escenario con presencia y canta con dulzura sobre las 12 canciones que componen su álbum debut, que con ciertos aires a Natalia Lafourcade, emprende una búsqueda que en su camino brilla desgeneradamente (como diría Kevin Johansen sobre la falta de un género musical específico).

"No soy pop, tampoco rock, no sé donde encajarlo. Creo que eso me lo debería decir alguien más. Para mí es mío, personal, auténtico, que es lo que quería lograr con este disco, un discurso auténtico", afirma Victoria sobre esa falta de rotulo que le sienta tan bien.

"No era una chica adulta que quería hacerse conocida por un programa de tv y quería ser 'superstar'. A mí me gustaba cantar, fuí, canté y no tenía expectativa. Fue un momento de mi vida. Uno siempre está en metamorfosis", evalúa sobre aquel pasado efímero por la pantalla chica.

El próximo 28 de abril, Bernardi irá por su segunda Tangente, con las mismas expectativas que para el debut de “Solo sé” y con una certeza que surge de su corazón: "Yo siento que tengo que hacer esto. Si no lo sentís no las hagas, porque después estás tocando en un lugar repleto pero vas a estar cantando algo que no te llena. Y si no te llena a vos, no vas a poder llenar al otro".