@perez_daro

 

Banda XXI cumplió 19 años y arrancó el año con todo: Además de tocar todos los fines de semana, de gira por todo el país, acaban de ganar su sexto Gardel a la música como “Mejor Álbum grupo de cuarteto” y hace un mes presentaron a Fabricio Pupi Ortiz, cantante que llegó para reemplazar a Yuthiel, quien abandonó el grupo tras 16 años.

Los cantantes de Banda XXI, entonces, son “Lucho” Castro, Santiago Dadone y el novel Fabricio “Pupi”. En charla con DiarioShow.com, el grupo analiza este presente de recambio pero con mucho optimismo declara que estas transiciones son las que los empujan a seguir.

Lucho, el que tiene más tiempo en la banda (comenzó en 2001 como cantante) toma la palabra para contar que “para elegir a Pupi, lanzamos una convocatoria que surgió cuando Yuthiel decide alejarse de la banda, a la que respondieron más de mil cantantes. Mandaron su material para analizar. Quedaron 600, y después diez, que fueron al estudio para hacer pruebas. Ahí estaba Pupi, este bebé, que terminó siendo elegido. Se acopló bien a pesar del poco tiempo que tuvo para ensayar, solo una semana hasta el primer show, y a la cancha”.

 

El nuevo artista aclara que “yo canté siempre, pero ahora somos un equipo. Obviamente con muchas ansias y miedos, que te pueden jugar en contra si no lo sabés manejar”.

Si bien atravesar por el cambio de voz puede significar una crisis para el grupo, Dadone indica que “pasa por una cuestión de etapas. En mi caso yo dejé dos grupos antes. Hay muchos cantantes que entran al cuarteto sin ser fans del cuarteto y después quieren hacer su música. Es el caso del Cuba (Yuthiel) que se retiró de la banda, y él quiere hacer bolero, salsa, algo más latino. Es de valiente eso, porque lo más fácil es seguir en el género en el que te conocen, en la cómoda, pero él decidió irse cuando la banda está en su mejor momento y es súper respetable”.

Lucho, sobre lo que viene con esta renovación en la parte vocal, exclama que “la gente está acostumbrada y compara, al Pupi con Yuthiel, y a otros cantantes, a otras eras. Cuando te quedás con eso es complicado salir adelante de parte de los fans. Es una oportunidad para nosotros de cambiar musicalmente. De abrir otras puertas a otras influencias, las tendencias que están sonando. La banda tiene que seguir mutando. Desde que arrancó hasta ahora ha evolucionado mucho a favor. Pasamos de ser una banda de cuarteto a una banda que hace bailar. Entonces no nos podemos limitar. Grabamos cuatro cumbias en el último disco, pero las cuatro, diferentes. Mutamos. El público lo sabe. Entonces no hay una fórmula o un límite para hacer música. Si te limitás estás complicado”.

Santiago nuevamente toma la palabra para expresar que esa identidad que hizo conocida a Banda XXI tiene que ver con que “la gente nos reconoce por lo que ve en el vivo. El grupo siempre se diferenció desde sus inicios por el show, por el baile, ha gustado siempre y mucha gente joven que nos elige a pesar de la época, como ahora que existen el rap, el reggaeton y el trap. Es difícil llegar a la juventud, por eso es admirable lo de Los Palmeras y otros grupos, con más de 45 años en la música. Poder llegar a la gente joven es hermoso”.