Un grupo de rock formado por ocho integrantes, de los cuales dos son saxofonistas. Un videoclip en el que vemos al Dr. Cormillot mostrando sus dotes para el tap. Una base electrónica mezclada con una sección de punk en un tema, y con jazz en otra, todas cantadas en inglés. Cambios de métrica que hacen difícil el constantes que hacen imposible concebir el “pogo” clásico del rock nacional. Todo eso es Octafonic, grupo liderado por Nicolás Sorín que evita deliberadamente casarse con un género porque invade todo los que puede, de la manera que le sale interpretarlos.

Con la excusa de su próximo show, el viernes 27 de julio en el Teatro Vorterix, en el que compartirán fecha con Todo Aparenta Normal, DiarioShow.com charló con Sorín que habla de esta fecha como una muestra del recambio que vive la escena. “Pertenecemos a esta movida emergente, como se le dice, y ayuda mucho que el público hoy en día es mucho más melómano, se han roto las tribus musicales y hoy podés hacer una fecha con bandas completamente diferentes pero que aún comparten audiencia”.

Abajo del escenario, el público comenzó a deconstruir tabúes musicales, y arriba, los músicos también evitan los prejuicios. Según el cantante, “el cambio fue por la manera en que empezamos a consumir música. Antes había que ir a una disquería, quizás viajar, elegir un disco entre cientos. Era todo una movida. Hoy a través de internet escuchás una banda de Eslovenia en dos segundos. Se empezó a ramificar tanto y empezaron a entrar estilos diferentes, sus primos, se conectó todo y llega un momento en el que se mezcla, no es biología esto. Es música. Y todo el mundo toma prestado de todo el mundo. Así que de alguna manera es una especie de emulsión de las diferentes categorías y es lo que pasa cuando uno tiene acceso a cosas de todos los lugares: naturalmente empezás a mezclar”.

El grupo lo compone Sorín en voz y sintetizadores, Ezequiel Piazza en batería, Mariano Bonadio en percusión y coros, Alan Fritzler en bajo eléctrico, Hernán Rupolo en guitarra, Leo Costa en sintetizadores, Francisco Huici en saxo barítono y Leo Paganini en saxo tenor. Con músicos provenientes del rock y del jazz, que en algunas ocasiones pueden caer en el esnobismo de los mismos géneros, Nicolás explica que “en una misma canción y en el conjunto de temas nos gusta jugar con los estilos y no casarnos con ninguno. Somos una banda de personas que escucha cosas muy diferentes, somos muy eclécticos entre nosotros y de alguna manera lo que surge es un festejo de eso, un licuado musical. Nuestro espectro musical va desde Atahualpa Yupanqui hasta Britney Spears. Todo lo que hay adentro es material potable. Con Octafonic el móvil es de irreverencia y respeto. Eso nos permite hacer un guiño de ojo y tener un handicap. No tenemos pudor de jugar, pero siempre pensando en ciertas reglas que respetar. Lo importante es no perder la honestidad. Y uno puede ser irreverente y aún así respetuoso”.

Si bien ya cuentan con reconocimiento en la escena local, Octafonic entiende que esa peculiaridad que los identifica, puede ir en contra del deseo de todo músico. “Nos encantaría ser masivos pero también nos encanta la música que nos gusta hacer, así que no se puede negociar. Cuando querés hacer cierto tipo de música, también tenés que ser realista. Es como cuando Miles Davis veía a Jimi Hendrix y se moría de envidia, pero él estaba casado con el estilo de música que hacía y eso realmente no se puede hacer nada. Creo igualmente hoy el público está abierto a propuestas más jugadas y eso nace de haber consumido cosas más simples. Si se pierde la curiosidad y las ganas de meterse adentro de la escucha, es un problema, porque la industria es una máquina de hacer chorizos”.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos