"Hoy se murió papá, justo el día del maestro". Así anunció Juana Molina el fallecimiento de su padre Horacio a los 83 años. El cantante comenzó a cantar tangos en la década del 70, cuando el rock comenzaba a copar la escena musical argentina. 

Horacio Molina y sus hijas, Juana e Inés

"Papá, además de enseñarme el amor por la música y el consecuente baile, me enseñó a observar y asimilar, a criticar, viendo primero la viga en el propio ojo. A leer entre líneas, a ver más allá de lo que se ve, a desarrollar la intuición, que es la mejor manera de conocer el mundo", escribió Molina.  

Gracias a sus apariciones en "Sábados circulares" de Pipo Mancera, llegó a masificarse su voz y compartió escenario con Ástor Piazzolla y Eladia Blázquez