Se prepara para su show en Argentina.

Por @tomasdv55

La carrera artística de Nacho tomó vuelo cuando con su amigo Jesús Pérez conformaron el dúo de reggaetón Chino y Nacho, con el que cosecharon canciones como “Niña bonita”, “Tu angelito” o “Lo que no sabes tú”. La dupla se separó y, sin dudarlo, Nacho se lanzó de lleno con un proyecto solista que venía gestando desde hacía un tiempo.

El 21 de noviembre, Nacho se presentará en Groove con un show para presentar su nueva música. A pesar del respeto y amor que le tiene al reggaetón, género con el que más lo identifica su público, el cantante se reconoce a sí mismo como un músico a secas, despojado de categoría alguna y escapando a algunos prejuicios de los que se suele hablar sobre la lírica, muchas veces considerada machista.

Por eso, el vocalista aclara: “El reggaetón me ha dado la posibilidad de fusionarle encima del ritmo otros estilos que a mí me gustan. Pero mi música es bastante distinta de lo que la gente está acostumbrada a escuchar. Le he inyectado mucho amor al género, romanticismo y también mucho respeto hacia el género femenino”, explica Nacho.

No obstante, el venezolano elige la música urbana latina, pues cree que “uno puede mantenerse auténtico adaptándose al ritmo del momento. Y el reggaetón es el nuevo pop”. “Es imposible no moverse con este ritmo. El que no se mueve es porque no tiene oído o porque no tiene alma”, dice contundente.

Nacho cantó con Tini Stoessel la canción “Te quiero más”, lo que produjo una repercusión que él no imaginaba: “El resultado de nuestro trabajo en conjunto con Tini ha sido una locura. Ya tiene 17 millones de visualizaciones. Mis redes están inundadas de Tini todo el tiempo. Me escriben desde lugares como Alemania, Polonia, Francia”, explica Miguel Ignacio Mendoza Donatti, tal es el nombre real del talentoso artista.