Daddy Yankee, el galardonado padre del reggaetón, y Ozuna, la revelación de ese género musical, se presentaron en el estadio de GEBA, donde brindaron una gran fiesta reggaetonera para una multitud de fans que desafió a la lluvia y disfrutó con los principales éxitos de ambos cantantes.

Los dos artistas portorriqueños se presentaron ante 15 mil personas en su gira nacional, que los llevará juntos y por separado por varias ciudades del país.

El show que protagonizaron los dos boricuas contuvo todos los ingredientes que podían esperar y exigir sus fervorosos seguidores, como lo fueron cataratas de hits que corearon hasta quedarse sin voz, fiesta y mucho, pero mucho baile, al ritmo de la música latina que es furor en el mundo y que atrapaba a todas las generaciones.