@perez_daro

Más de 100 bandas nacionales e internacionales se darán cita el sábado 10 y domingo 11 de febrero en Santa María de Punilla para celebrar junto a miles de personas el Cosquín Rock. En charla con DiarioShow.com, su creador y productor, José Palazzo, habló de los preparativos, la actualidad del rock y sus derivados, y la necesidad de acabar con los mitos que teorizan sobre la peligrosidad de la cultura joven.

En 2017 llevamos el festival a México, Colombia, Perú y Bolivia como una especie de gira, pero en varios países ya quieren dejarlo como un festival fijo. Es un desafío y por eso cargamos el original de Córdoba con bandas de distintos países latinoamericanos. La idea es seguir creciendo y vamos proponiendo nuevos objetivos. Todas las expresiones artísticas tienen espacio en el festival. A pesar de ser rock, el festival tiene mucha pluralidad. Tocó Calle 13, nos putearon muchísimo, pero después subieron al escenario y la gente fue a disfrutar del recital. Logramos explicar que, con un menú tan diferente, podés disfrutar de lo que te gusta en lugar de criticar lo que no te gusta”.

Al hablar de pluralidad, José habla de algunas cuestiones que siempre rondan al rock, como lo sucedido con el Indio el año pasado en Olavarría.

El rock no es peligroso. Ese mito tenía que ver con un no conocerse entre el público y la policía, el extraño de pelo largo. Porque el rock trasciende a la juventud. Si vas al Cosquín Rock te vas a dar cuenta de que van familias. Por lo demás, las personas pueden ser peligrosas, pero el rock no. Y la violencia ocurre en todos lados. Nosotros recibimos a la gente, no tenemos que estar cuidándola. Lo del Indio es un fenómeno que no se ve en el mundo, y por eso no se puede comparar con nada. Se trata de un hecho atípico y único”, expresó.