@TomasDV55

Innovar en un género tan rígido en su estructura y tradición musical como el folklore es siempre un desafío para las nuevas voces de esta música tan nuestra.

Pero, incluso sin advertirlo, Juan Martín Díaz Banda está haciendo precisamente eso, dando pasos hacia una evolución desde adentro, a fuerza de shows y la decena de canciones que componen a “Vuelta a la vida”, su último disco.

El disco tiene tintes más cercanos al rock”, reconoce sobre el álbum Juan Martín, cantante, guitarrista y líder de la banda, a la que le da nombre. “Musicalmente hablando, en la composición de los temas se mantiene la estructura de la danza, es decir, que se pueden bailar, eso es lo que los hace netamente folclóricos”, cuenta Díaz a DiarioShow.com y agrega: “Creo que el espacio para hacer algo distinto está en las letras. Más que nada porque por una cuestión lógica son más porteñas o hablan más de amor y no tanto del campo. Son historias distintas las que se cuentan en el folklore”.

El proyecto de Juan Martín se completa con un grupo de amigos que por serlo no son menos músicos talentosos, sino todo lo contrario. Manuel “El Pato” Batalla en bajo, Juan “El Itu” Nieva en guitarra y Fernando “El Hueso” Molina, completan el grupo que acompaña al folklorista, actor, conductor radial y compositor en cada uno de sus presentaciones. De ellas, la próxima en la lista es la que los tendrá sobre el escenario del Teatro Sony de Palermo, el próximo 13 de septiembre.

El cantante estará este sábado en " Folklore Club", el programa de CM, el Canal de la Música

En el momento de la composición no hay nada especulativo, es un momento muy intimo. Fui experimentando distintas maneras de hacerlo”, dice sobre los temas inéditos que componen el nuevo material de la agrupación, a la que él mismo define como un “cuarteto minimalista power sachero”, por la fuerza de su sonido y la reminiscencia al monte y el paisaje santiagueño.

Lo nuestro te puede gustar o no pero lo que no se puede decir es que está mal hecho”, afirma con seguridad, y suma: “Trabajamos mucho porque esté bien hecho, pero después si gusta o normal y algo que le puede pasar al público”.

La gira es lo que más nos gusta, es el espacio que estamos esperando”, dice Díaz sobre sus constantes shows a lo largo y ancho del país, que a pesar de que agotan en lo físico, en lo espiritual no hacen más que afirmar sus convicciones: “Lo único que queremos nosotros es tratar de seguir disfrutando de lo nuestro y tocar. La del músico es una hermosa vida de mierda. De dormir en camionetas y comer en estaciones de servicio. Comemos mal, dormimos poco, estamos corriendo, pero es una linda vida de mierda”.