El 7 de septiembre de 1996 Argentina perdió en un trágico accidente automovilístico a un ícono de la cumbia: Gilda. Su nombre de pila era Miriam Alejandra Bianchi y fue una cantante y compositora de la movida tropical que partió con tan sólo 34 años. Fue madre de Fabrizio y Mariel, fruto de su amor con Raúl Cagnin, quienes la siguieron en cada paso de su carrera.

La artista partió de este mundo junto su madre y su hija mayor cuando viajaban rumbo a Entre Ríos y un camión embistió el autobús. 

La cantante tenía 34 años cuando falleció.

Su nombre artístico recorrió por años la industria musical, los bares, la televisión, los teatros y con el paso del tiempo, se transformó en un mito popular. Gilda murió tras un trágico accidente en Entre Ríos, que terminó no sólo con su vida, sino la de su madre, su hija y tres músicos.

Formó parte de la camada de Gladys “la Bomba” tucumana y Lía Crucet, dos cantantes exitosas de la movida tropical que ya tenían cierto piso recorrido cuando ella aún era maestra jardinera en Villa Devoto y comenzó a jugársela por su verdadera pasión que era la música.

En el punto cúlmine donde cambió el rumbo de su vida, decidió utilizar el nombre artístico “Gilda”, que la lanzó a la fama. Se sabe que soñar no tiene techo y ella lo entendió desde el primer momento. Sus ganas de formar una carrera artística la motivaron para presentarse a una entrevista que vio en un aviso clasificado donde se pedía vocalistas para un grupo musical.

En 1990 conoció a quien fue su pareja durante un tiempo, el tecladista y compositor Juan Carlos "Toti" Giménez.  

Junto a su último amor "Toti" Giménez.

Los mayores éxitos de Gilda fueron muchos, entre ellos, “No me arrepiento de este amor”, “La puerta”, “Se me ha perdido un corazón”. Escuchalos acá:

 

 

Su creciente popularidad con los años se ganó el corazón de todos los argentinos, a tal punto, que hay un santuario con su nombre en el lugar del accidente donde cada 7 de septiembre se reúnen todos sus fanáticos para recordarla. Lejos de quedar en el olvido, la cantante tropical es recordada cada año por todos aquellos para los cuales su música es religión y su presencia un “desborde de carisma”, como solían decir sus fans. Hoy vive en la memoria de todos ellos y la música que dejó como legado.

El santuario se encuentra en la Ruta Nacional 12, en el kilómetro 129.

Ver más productos

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Todo sobre el Flaco Spinetta

Todo sobre el Flaco Spinetta

Una pasión de padres a hijos

Una pasión de padres a hijos

Ver más productos