@perez_daro

Reivindicación propia. De eso habla Fernando Ruiz Díaz, fundador de Catupecu Machu, para expresar lo que sucede con su nuevo proyecto, "Vanthra".

El trío, compuesto por Fernando, Charlie Noguera y Pepe Fioravanti se formó el año pasado y desde ese momento se comenzó a hablar del fin de Catupecu, una de las bandas más importantes del rock en los últimos años.

"Vanthra", la nueva banda integrada por Fernando Ruiz Díaz

Sin embargo, el cantante asegura en charla con DiarioShow.com que "necesitaba bajarme de la vorágine de tantos años, correrme de la zona de confort y enfrentar nuevos desafíos. Hacer Vanthra me permitió correrme del eje en el que veníamos. No hacemos temas de Catupecu, no porque no los ame, sino porque necesitaba vivir algo nuevo. Lo más cómodo sería tocar dos temas de Vanthra y ocho temas de Catupecu para que la gente se prenda fuego, pero como la búsqueda es otra cosa realmente, y la finalidad de Vanthra es otra, queremos defender eso".

En esta nueva etapa, el líder explica que, a pesar de tener el álbum debut terminado, no quieren publicarlo hasta que la gente conozca las canciones en los shows y se sorprenda con canciones inéditas.

"Tiene que ver con ese fluir de no imponernos nada ni imponerlo a la gente. Estamos en un momento de la industria -qué palabra que me suena extraña siempre- con tanta música que te tapa los oídos. Y lo digo más allá de los gustos personales, hay demasiado y a la vez tan poco para conocer. Entonces, estuvo bueno ir por otro camino, eso habla del poder real que tiene la música. Inspiración y corazón", contó.

De alma sensible, Fernando siempre expuso quiénes eran las musas de sus canciones o por qué escribió determinados versos. Es por ello que también se toma un tiempo para explicar que “mi hija tuvo mucho que ver en este nuevo proyecto, ella está entrelazada en las letras, y quizás sea la mayor inspiración de "Vanthra".

En el momento en el que me di cuenta de que teníamos que bajar un cambio con Catupecu, ponerlo en pausa, para tener algunas claridades, sucedió. Estábamos por terminar el disco de Catupecu Machu, y había que empezar a promocionarlo y girar. Pero yo necesitaba otra cosa y Catupecu necesitaba parar, fue inevitable bajar un cambio.

"Catupecu no paró por problemas personales, sino que simplemente, tras mucho tiempo de estar juntos, entendés que si seguís un camino por inercia, en algún momento te vas a estrellar. No está bueno para nadie", afirmó.