Todo marchaba de maravillas para Ricardo Arjona, tras cinco shows "sold out" (totalmente vendidos) en el estadio Directv Arena, y 14 conciertos a lo largo del país.

El viernes por la noche, el guatemalteco se despedía de la etapa argentina de su gira "Circo Soledad" pero al mismo tiempo que su show terminaba, la productora local de este tour anunciaba en su cuenta de Twitter una sexta fecha de la que aparentemente ni el artista tenía noticias.

Hubo sorpresas cuando, este sábado, "6 Pasos" envió un comunicado en el que atribuía a Arjona la decisión de no hacer el show este sábado: “... conforme la cláusula 3 del Contrato, el mismo concluye con la realización del último concierto" aunque no se especificó la naturaleza de tal cláusula.

"Lamentamos los inconvenientes generados a los fans que habían comprado sus entradas", concluye la escueta misiva.

Pero la cosa se complicó cuando, casi en simultáneo, la oficina que representa al cantante envió su versión de los hechos, calificando de “homo sapiens” a los responsables de la productora argentina a la que acusan de “chantaje”.

"Imagínese usted un convenio contractual que no cuaja a una de las partes y que a capricho, para dar lugar a sus intereses decide secuestrar los equipos y al staff con candado en un DIRECTV ARENA convertido después de 5 noches mágicas en una mazamorra de extorsión donde se le niega la libertad de salida a personas que solo cumplen con su trabajo y a equipos que tienen compromisos internacionales. El amparo de estos homo sapiens fue armarse de trucos, trampas, mentiras y ser protagonistas tristes del arreglo por debajo de la mesa y las cosas raras", dispara el comunicado de "Metamorfosis", sello del cantautor.

Desde el equipo de Arjona aseguran que "6 Pasos" "a menos de 24 horas anunciaron el concierto del día siguiente. El 1 de diciembre a las 10 de la noche anunciaron una sexta arena para el 2 de diciembre, todo esto como una manera de extorsionar a un artista que cumplió de manera impecable sus compromisos".

También, indicaron que ante esta situación, "y para salvaguardar la seguridad de su gente y su equipo", Arjona aceptó tocar nuevamente el sábado pero apenas comunicó esta decisión, la contraparte canceló el show endilgándole a él lo escandaloso del asunto.

Un verdadero papelón que no se merecía una gira tan exitosa.