"Se fue dormir y como era tarde yo me vine pa’ el baile”, cantaba Gilda en los 90, en una de sus últimas producciones antes de su muerte. Baile, felicidad y libertad resumidos en unos cuantos versos. Si bien la música tropical siempre fue territorio de mayoría masculina, las mujeres que tomaban un micrófono dentro del género lo hicieron completamente empoderadas, ya sea enojadas o liberadas. Esa posta también la tomó Natalia Ferrero, conocida simplemente como “Nati”, cantante de Mano Arriba que charló con DiarioShow.com.

Sobre el género, ya un tiempo después de la explosión y la moda, cuenta: “Ahora está todo más tranquilo que cuando surgió la cumbia pop, o mejor dicho cuando se popularizó. Y por eso la propuesta de renovar. la parte pop nos deja que podamos agarrar cualquier cosa, estamos abiertos a experimentar con otra cosa. El género mismo te obliga a estar pendiente de lo que pasa con la música e ir mutando. No es algo que nos incomode. Si hacés música para que la gente se divierta, tenés que saber qué consume ese público”.

Algo que distingue a la banda uruguaya es la temática de sus letras, como también la forma narrativa de algunas de sus canciones. Según la intérprete, todo surgió desde un personaje que inventaron: “La protagonista de las historias es una chica que les pone los puntos sobre las íes a los hombres, pero en realidad cualquiera se puede identificar con lo que canto. El personaje tiene parte de mi esencia contestataria. Igual la idea es siempre hacer música para divertirse, pero está bueno meterle esa ironía a las letras, porque en mucha música latina, en reggaeton por ejemplo, se habla de las mujeres como objeto. Entonces proponemos otro tipo de mujer, que se para firme. Tiene otro valor, como que en este tipo de música es más común ver a la mujer en ese rol pero no diciéndole al chico lo que piensa y sabiendo lo que vale”.

Más allá del sentido que le encuentra, advierte que “en la sociedad hay mucho machismo y muchas cosas para cambiar. De a poco van pasando cosas y vamos siendo mejores. Pero tampoco quiero sacar una bandera porque no sé si soy la que debería hacerlo. Pero estoy siendo fiel a lo que pienso y lo que a mí me gustaría representar. Soy consciente de que estamos en un momento bisagra, de cambio, y me gusta estar en este momento”.

Para 2019, Mano Arriba tiene dos objetivos un tanto particulares: editar un disco y hacer un show propio. Sí, porque, aunque esas circunstancias son algo normal en la música, para los uruguayos las cosas se dieron de otra forma: “Hace cuatro años comenzamos a subir covers a YouTube y llegamos al interés de algunos productores. Entonces nunca hicimos un show propio, que es nuestra próxima meta. Da nervios saber si la gente va a venir, porque nuestro termómetro siempre fue YouTube y las llamadas para que trabajemos en algún lugar, pero creo que es el momento”.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos