Por @gsama86 

Como nunca antes, el folclore atraviesa un momento de franca renovación. Es tan amplio el espectro musical argentino y tantos los artistas talentosos que recorren el país y apuestan a lo nuestro, que el futuro es prometedor.

En esa línea de la nueva generación se inscribe Martín Paz, que está presentando su nuevo disco solista. La canción, "Eterno amor", que le da el título al CD, es una de sus creaciones que se volvieron más populares; en palabras del músico, "bien festivalera".

Paz cuenta que le da orgullo que esta canción sea tan popular y hasta objeto de reversiones: "Ya son más de 60, hay de chamamé, de blues, cumbia, todas las que se te ocurran", detalla. El tema está incluido en su nuevo trabajo y fue grabado junto a Jorge Rojas, el ex Nochero.

Además, señaló el lugar que, según él, ocupa esta música en la actualidad: "Desde la aparición de Soledad y Luciano Pereyra, el folclore se renovó. Antes, era sólo para grandes y ahora los que concurren a los festivales son en un 70% jóvenes. Me da mucha alegría que esté en programas de canales de aire, también".

Lazos de familia

Las melodías forman parte del ADN de Paz. "Para mí, es casi natural componer, por mi padre y mi madre", señala el cantautor. Es que su padre, Onofre, es integrante de "Los Manseros Santiagueños", banda en la que también participaba el joven.

De hecho, a principios de año protagonizó un altercado con su papá, en el escenario: Onofre echó a Martín del grupo en pleno show y esta situación se viralizó en las redes: "Fue algo sorpresivo", admitió el cantante.

"Necesitaba recomponerme después de mi salida de Los Manseros Santiagueños y así lo hice. Primero estando en mi casa, con mi familia y mis hijos, y después con mis colegas. Son cosas que pasan, hasta en las mejores familias. La verdad, el conflicto con mi papá quedó ahí, ya tendremos nuestro tiempo para hablar y recomponer todo. En mi próximo disco le incluyo una canción en homenaje a él, que la grabé con Cuti Carabajal, quien fue integrante de la banda en un momento", explicó Paz sin rencores.