Como cada vez que se va a presentar en vivo Charly García, la expectativa es enorme. Sin embargo, hubo algunas quejas por la escasa duración del concierto (no llegó a una hora) y por haber brindado apenas un solo bis ("Desarma y sangra"), luego de 45 minutos de intermedio.

De todas maneras, el romance con el público argentino de Charly es tan incondicional que los asistentes lo adoraron, una vez más. Bajo el título "La Torre de Tesla: una analogía de la utopía", y en medio de un clima festivo con cánticos vivando al nuevo presidente Alberto Fernández, el concierto comenzó con "No llores por mí, Argentina", según reseñó Télam.

Las imágenes de fondo que combinaban escenas de la película "Gothic" con escenas de la Guerra de Malvinas, dejaron su paso al famoso segundo gol de Diego Maradona a los ingleses mientras se sucedía "Yendo de la cama al living". Junto a la banda, integrada por Fabián "El Zorrito" Quintiero, en teclados; Rosario Ortega, en coros; y el trío chileno que conforman Toño Silva, en batería, Carlos González, en bajo y Kiuge Hayashida, el show combinó canciones de su etapa Say No More, con algunos clásicos de su época de oro, como "Cerca de la revolución"; y "Parte de la religión".

Intercaladas sonaron "In the city that never sleeps", a la que presentó como "una canción que compuse hace poco", aunque tenga más de diez años; "King Kong"; la celebrada "Asesíname"; y "El aguante". También hubo algunas piezas de "Random", su más reciente trabajo, como "Rivalidad", "Otro" y "Lluvia". Para el final del concierto, Charly se reservó "Rezo por vos" y "Demoliendo hoteles".

Ver más productos

Santo Tomás de Aquino, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a santo Tomas de Aquino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos