La salud le vuelve a jugar una mala pasada a Cacho Castaña. El cantante está con presión alta y debió suspender el show que tenía programado este 24 de enero en el Teatro Radio City de Mar del Plata.

Lino Patalano, dueño de la sala donde se presentaría el músico, contó en "Involucrados" que el lunes "lo revisó el médico porque estaba con presión muy alta, se hicieron los estudios y el doctor le prohibió actuar, hay un certificado. Estaba ensayando, pero viene mal de salud hace un tiempo".

El mal estado de salud se suma al turbulento presente que vive Cacho luego de las críticas y repudio que generó su desagradable frase en televisión: "Ante una violación inevitable, relájate y goza".

Con este panorama, también está en duda el otro show de Castaña, en el mismo lugar, el próximo 7 de febrero.