@perez_daro

Martín Paz tiene la sangre y la tierra del folclore. Hijo de uno de los fundadores de Los Manseros Santiagueños, grupo del que también formó parte por once años, y nacido en La Banda, Santiago del Estero, el artista fue criado entre chacareras. Tan fuerte es su vínculo, que su quinto álbum se llama “Changuito de chacareras”, como si aún fuese ese pequeño músico, a pesar de estaren lo que él llama “una etapa más madura” en su carrera.

Antes de su presentación en La Trastienda, hoy por la noche, charló con DiarioShow.com sobre su presente. “Vamos a tocar esas canciones, que en su mayoría son canciones nuevas, excepto dos o tres que ya habían sido editadas en versiones de otros artistas”.

Entre los detalles llamativos en la carrera solista de Martín, vale mencionar que no sólo es intérprete, algo muy usual en el folclore, sino que es cantautor de sus propios discos, y compositor para otros artistas también.

El artista no para de crecer.

Al respecto dice que “lo hice siempre, desde mi primer disco, que lancé en el 2000. Siempre grabé canciones propias porque aprovecho que me salen. Y es una alegría enorme que otros artistas elijan tus canciones. Escuchar una obra mía en voz del Chaqueño, de La Sole, de Mercedes Sosa y Los Nocheros, del Chango Nieto, da mucha felicidad y reafirma que lo que decidí está bien”.

Paz recuerda que, a pesar de venir de familia de artistas, “empecé como músico tocando el bombo. Al principio fue difícil, cuando decidí dejar los estudios, a los 14, y empecé a trabajar, porque tenía que hacer algo, pero mi meta siempre estuvo muy firme y nunca dudé. Siempre sentí en mi corazón que tenía que ser músico. Después tuve la necesidad de hacer otras cosas, entonces empecé a aprender algunas notas en la guitarra, y al tiempo ya vino la inquietud de hacer alguna canción”.

Hace algunos años se hizo viral un video de una presentación de Los Manseros Santiagueños en el que se ve a Onofre Paz, padre de Martín, echándolo del escenario. Luego de ese episodio, el joven continuó con su carrera solista, pero al respecto comentó: “Por una cuestión lógica, necesitaba un tiempo para poder curarme y empezar a sentir de nuevo que quería salir a las canchas. Pasaron cinco o seis meses y ya estuve bien, con ganas de componer una canción, y un disco. Fue algo triste, pero he salido de esa situación. Hoy me siento pleno, con toda la energía para llevar adelante mi carrera, con mucho respeto y amor”.

Sobre cómo quedó la relación con su padre, explica: “Nos reencontramos, pero ahora no nos vemos hace rato. Así son las cosas de la vida. Tengo mi energía puesta en mi carrera, y la tristeza la hago canción, no te quepa duda. Todo lo cotidiano lo transformo en música, sanando penas”.

Ver más productos

Santo Tomás de Aquino, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a santo Tomas de Aquino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos