Tal como suele suceder en estos casos, la primera denuncia contra Harvey Weinstein alentó a otras mujeres que padecieron acoso e incluso abusos sexuales de su parte a dar sus testimonios y así terminar de desenmascarar lo que en Hollywood era un secreto a voces.

Tal fue el caso de Mimi Haleyi, ex asistente del productor, quien durante una conferencia de prensa rompió el silencio y contó escalofriantes detalles. "Fue extremadamente persistente y físicamente sofocante. Se forzó oralmente en mí, mientras yo tenía el periodo. Incluso me sacó el tampón. Yo estaba mortificada", confesó entre lágrimas.

Luego continuó su testimonio, que se basa en un hecho ocurrido en 2006. "Recuerdo que Harvey se dio vuelta y me dijo, ‘¿no sientes que somos mucho más cercanos ahora?’.... Yo no hubiera querido que nadie me hiciera eso, incluso si esa persona era mi pareja", relató visiblemente movilizada.