Juan Luis Londoño Arias, más conocido como Maluma, sigue apostando a que su carrera crezca adaptándose a las nuevas formas de consumo musical. El cantante, de 25 años, está en pleno lanzamiento mundial de “Lo que era, lo que soy, lo que seré”, un documental sobre su vida producido por YouTube Originals. Repasando su historia, indicó que uno de los puntos de inflexión fue la separación de sus padres, al que describe como un episodio “fuerte y complicado”.

En diálogo con revista Gente, el colombiano contó que entonces tenía diez años, “y quedé como el hombre de la casa, para consolar a mi madre y a mi hermana”.

No obstante, alguna vez, el portero de la casa llamó a Marlli Arias para contarle: “Estamos viendo a su hijo en el estacionamiento del edificio, como dormido, llorando”.

En su casa de Medellín, esperaba que llegara papá -Juan Fernando Londoño- por ese entonces ya radicado en Bogotá. “Fue un momento de caos, nadie veía con claridad qué pasaría y la situación económica se iba al piso”, contó. “Le dije a mamá: ‘Vamos a buscar la manera de salir adelante; la poca plata que tienes en el bolsillo dámela para comprar dulces o sándwiches y venderlos en el colegio’”.

Así fue como tuvieron desayuno cada mañana. “La mentalidad de emprendedor llegó a muy corta edad. Cada momento vivido fue hermoso. Porque con dolor o privaciones, han hecho a mi familia más fuerte. Haría lo que fuese por ellos, como aún hoy en día”. Es por eso que ante la pregunta “¿Qué es el éxito para alguien que debió vender sándwiches para subsistir?”, Maluma respondió: “El éxito verdadero es seguir teniendo a mi familia cerca. Luego la fama y el dinero llegan por añadidura. El éxito también es vivir de una pasión, y muy pocas personas pueden contar esa historia. Es así que me siento feliz y afortunado: viviendo de lo que amo y rodeado de las personas que amo”.

Acerca de cuáles son sueños, el artista reveló: “A nivel laboral quiero un Grammy anglo, eso sería bonito. Y a nivel personal ser papá. Formar una familia. Que llegue el momento en que diga: ‘Wow, estos dos años me los reservaré para ellos, para mi mujer (hoy está de novio con Natalia Barulich)”.

A la hora de hablar sobre Argentina, no escatimó elogios: “Argentina me seduce. Una razón puede ser Susana (Giménez). ¡La amo! Siempre que piso Buenos Aires siento una magia muy sólida. Los argentinos demuestran cariño de un modo diferente. Yo conocí el fanatismo allí”.