Otro gran escándalo sacude a Hollywood: Luego de que Harvey Weinstein fuera denunciado por acosar sexualmente a numerosas actrices, Steven Seagal fue señalado por Lisa Guerrero de cometer el mismo delito.

La actriz y periodista brindó una entrevista para la revista Newsweek donde recordó cómo sucedió el episodio que tiene al actor de Duro de Matar como protagonista. En 1996 su manager le comunicó que había sido convocada para un casting de la película Fire Down Below. La única aclaración fue que la audición se llevaría a cabo en la mansión de Beverly Hills del reconocido actor y director.

Para sentirse más segura, Guerrero decidió asistir al casting acompañada de una asistente de la agencia, Shari Rhodes. Seagal las recibió con una bata de seda y las llevó hasta una habitación. "Eres fantástica", la elogió el actor.

La actriz recordó cómo se sintió luego de esa primer entrevista: "Conduje hasta mi casa sintiéndome bastante bien con la audición". Ese mismo día, su representante la llamó para decirle que el actor y productor quería darle el papel, pero con una condición: "Debes regresar a la mansión para un ensayo privado esta noche".

Lisa no aceptó y obtuvo un rol menor en la película. Durante el rodaje, la actriz fue hostigada por el productor e incluso la invitó a su camarín, lo que la artista rechazó nuevamente.

La escena que interpretó fue eliminada del film y Guerrero prefirió no ver la película. "Como una aspirante a actriz… ¿a quién iba a quejarme sobre la discriminación sexual? Él era el protagonista y el productor de la película", reflexionó. Más tarde, se enteró de que Steven era famoso por "acosar" a las mujeres.