Selena Gomez atraviesa su peor momento. La cantante estadounidense de 26 años fue internada en un centro médico porque seguía padeciendo baja cantidad de glóbulos blancos tras su trasplante de riñón, producto de su enfermedad Lupus. 

En ese mismo momento, insistió con irse del lugar e intentó arrancarse las vías intravenosas del brazo, lo cual derivó en una fuerte crisis nerviosa. 

Según informó el portal estadounidense "TMZ", Selena debió ser trasladada a un centro psiquiátrico de la costa este de Estados Unidos para recibir una terapia especial que trata diversos trastornos de salud mental.