Como suele suceder en estos casos, las multiples denuncias al director cinematográfico Harvey Weinstein, alentaron a muchas mujer a sacar a la luz sus propios casos en los que fueron víctimas de acoso sexual.

Marianne Barnard, una artista de California, acusó, luego de 42 años del suceso, de haber sido abusada por  Roman Polanski. El incidente ocurrió dos años antes de que el aclamado director de cine abandonara Estados Unidos tras ser declarado culpable de violación. 

La madre de Barnard había llevado a la niña, que en ese entonces sólo tenía 10 años, a conocer a Polanski a una playa de Malibú, en California. Según cuenta la actriz, el director la fotografió con un bikini y un abrigo de piel.

"Entonces dijo: 'Quítate la parte de arriba del bikini', con la que me sentía cómoda, y eso que sólo tenía 10 años y a menudo no llevaba parte de arriba", relató la víctima. "Pero entonces quiso que me quitara la parte de abajo. Empecé a sentirme muy incómoda. Entonces, en algún momento, me di cuenta de que mi madre se había ido. No sé adónde fue y la verdad es que no me di cuenta de que se marchaba, pero ya no estaba allí. Entonces él abusó de mí", relató en una entrevista para el diario The Sun.

Marianne actualmente está impulsando, mediante las redes sociales, una campaña para generar presión y que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood expulse a Polanski de la organización