El destino de " House of Cards" cambió drásticamente en noviembre del año pasado cuando Anthony Rapp reveló que Kevin Spacey, protagonista de la serie, lo había abusado cuando él tenía apenas 14 años.

A partir del escándalo, Netflix decidió despedir al actor y obligó a los guionistas a darle un inesperado giro a la historia. En la sexta y última temporada, el protagonismo absoluto será para Carrie Underwood, el personaje interpretado por la actriz Robin Wright.

Robin Wright rompió el silencio acerca de las acusaciones contra Kevin Spacey

Desde que se hicieron públicas las acusaciones de acoso y abuso contra Spacey, su compañera había guardado silencio. Hasta ahora.

En una entrevista con el programa Today, Wright se refirió al escándalo en torno a la figura de Spacey. "Creo que todos estábamos sorprendidos, por supuesto, y finalmente entristecidos", dijo la actriz.

Además, contó que pudo hablar con él desde el momento en que se conocieron las denuncias. "Ni siquiera sé cómo contactarlo. Kevin y yo nos conocíamos entre 'acción' y 'corte', y entre tomas solíamos reírnos. No conocía al hombre; sólo conocí al increíble artista que es", afirmó.

Por último, la actriz se refirió al modo en que el acoso y el abuso sexual opera dentro de la industria del entretenimiento. "Este es un problema más grande y más amplio, creo, que es la seducción. No me importa quién eres. Se trata de poder, y una vez que dominas a alguien, esa persona se vuelve vulnerable. Y este año que pasó, creo, ha dado lugar a comenzar una nueva manera de pararnos frente a estas situaciones", finalizó.