Grandes y chicos quedaron devastados por la muerte del actor estadounidense Cameron Boyce a los 20 años. Sus papeles en la tira de Disney, "Jessie", y en la película "Son como niños" lo hicieron mundialmente famoso. 

La familia del joven fue la encargada de anunciar la noticia: "Informamos con profundo dolor de que hemos perdido a Cameron. Falleció mientras dormía debido a una convulsión, resultado de una afección médica por la que estaba siendo tratado. Sin duda, el mundo ha perdido una de sus luces más brillantes, pero su espíritu vivirá a través de la bondad y la compasión de todos los que lo conocieron y lo amaron". 

LEÉ TAMBIÉN:  Muerte de Cameron Boyce: los mensajes de despedida de los famosos

Días después de su muerte, el sitio estadounidense TMZ reveló que Cameron padecía de epilepsia, una enfermedad que le provocaba convulsiones frecuentes y que finalmente terminó con su vida mientras dormía.

Según el informe de la autopsia a la que accedió TMZ, Boyce "no pudo ser revivido después de que los paramédicos se apresuraron a ir a su casa". Los peritos calificaron de "muerte natural" su deceso.

Victor Boyce, padre del joven actor, utilizó su cuenta de Twitter para agradecer el enorme cariño que había recibido la familia. "Estoy abrumado por el amor y el apoyo que nuestra familia ha recibido. Realmente ayuda a aliviar el dolor de esta pesadilla de la que no puedo despertar. No puedo agradecerles lo suficiente", agradeció.

En las últimas horas, la misma Michelle Obama recordó a Cameron, con quien compartió un episodio de la serie "Jessie". "Tuve la suerte de compartir algunos momentos con Cameron Boyce -en el set, en la Casa Blanca y en un proyecto de servicio-, tiempo suficiente para reconocer que no solo tenía un talento increíble, sino también un corazón increíble. Envío mucho amor y abrazos a su familia, amigos y sus muchos, muchos fanáticos", escribió.