Nicki Minaj es famosa no sólo por su talento como rapera sino que también por ser dueña de unas infartantes curvas. La artista luce orgullosa su cuerpo en cada foto o video que publica en sus redes sociales. Pero no siempre le juegan una buena pasada. 

Durante la grabación del videoclip de su nueva canción, "Bed", Nicki impactó al disfrazarse de sirena y posar súper sexy en el mar. Pero una vez terminada la jornada de filmación, la cantante sufrió bastante para sacarse el atuendo. 

Su voluptuosa cola trabó el disfraz y tuvo que pedir ayuda a sus colaboradores. Uno de ellos debió aplicarle aceite líquido para intentar sacarla del disfraz. Nicki compartió el gracioso blooper en su cuenta de Instagram