Justin Timberlake deslumbró a todos con su presentación en el entretiempo del Super Bowl 2018, el espectáculo más visto de la televisión mundial.

Pero parece que no todos estaban tan entusiasmados con el show del artista. Un afortunado chico que estaba en la primera fila de espectáculo pudo tomarse una selfie con el cantante y, acto seguido y con Justin todavía en frente, dejó de prestar atención y se dedicó exclusivamente a su celular.

El momento quedó retratado por las cámaras y los usuarios de las redes sociales no tardaron en parodiar el episodio con divertidos memes.