Kim Kardashian y Kanye West son muy estrictos a la hora de elegir a la persona que cuide a sus tres hijos. La niñera que quiera trabajar con el millonario matrimonio debe estar dispuesta a seguir una insólita y exigente lista de reglas.

Las candidatas de North, de 4 años, Saint, de 2 y Chicago, de 5 meses, deben aceptar, por ejemplo, hacerse cargo de las mascotas de la familia. Asimismo, tampoco pueden utilizar ningún tipo de joya ni tomarse fotos con los niños. 

Además, deben estar siempre bien vestidas por si algún fotógrafo las capta junto a Kim Kardashian aunque deben caminar detrás de ella y sus hermanas, para evitar salir retratadas a su lado.

Las niñeras de la estrella mediática de Estados Unidos deben estar ciento por ciento disponibles para cualquier día y horario además de no cuestionar la forma de educación de los niños.

Finalmente, deben saber de moda ya que son ellas las que visten a los hijos de la mediática y por si fuera poco, no pueden exigir bonos o algún tipo de regalo fuera de su sueldo normal.