Antonio Banderas es uno de los sex symbols de la farándula internacional y, a pesar de los años, mantiene su rotulo de galán. Pero en las ultimas semanas salieron a la luz una serie de fotografías que alertaron a sus fans.

Resulta que el español está pelado a cero y sin cejas lo cual dio lugar a especulaciones sobre un posible problema de salud. Pero está muy bien y se prepara para encarar un nuevo proyecto.

Su transformación extrema se debe a que Banderas interpretará a Pablo Picasso en la segunda temporada de la serie "Genius", que mostrará la vida del artista. 

"La vida de Pablo Picasso me fascina desde siempre y tengo mucho respeto por este hombre, que nació en mi ciudad de nacimiento, Málaga", había dicho en septiembre el actor.

Antonio venía disimulando su look muy bien, utilizando gorra y lentes de sol para no llamar la atención de los fotógrafos, hasta que finalmente se mostró al natural en la fiesta de Navidad ofrecida por Porcelanosa, una importante tienda de Málaga.

Durante todo el proceso de grabación el actor fue mutando. Primero se mostró con el pelo más largo y bien oscuro, luego canoso, hasta llegar al rapado.