Los cumpleaños de las Kardashian suelen sorprender por los exuberantes lujos que hay en ellos y en esta ocasión, Kourtney llamó la atención con un detalle muy especial. 

Por sus 40 años, la mediática hizo una gran fiesta y para soplar las velitas eligió una exótica  torta: una enorme silueta comestible que reflejaba su cuerpo desnudo por encima de una bañadera.

¡Mirá las fotos!

Kourtney’s Birthday Party 2019

Una publicación compartida por Kim Kardashian Snapchat �� (@kimkardashiansnap) el