Khloé Kardashian espera su primer bebé y sigue los pasos de su hermana mayor, Kim, en cuánto a extravagancias de maternidad. Embarazada de seis meses, anunció que se comerá la placenta de su bebé cuando nazca.

En un nuevo capítulo de su reality, "Keeping Up With The Kardashians", Khloé le explicó a Kim que se había decidido a pasar su placenta por el tratamiento que la convierte en cápsulas para su posterior consumo.

Primer bebé para Khloé Kardashian
Embarazada del basquetbolista Tristan Thompson

La mujer de Kayne West le explicó que ella había optado por "el sabor a uva" en las cápsulas y que su placenta "tenía el doble de tamaño", lo que le sirvió para obtener "dos frascos". Kim ingirió placenta después de dar a luz a su primogénita, North West.

Esta tendencia impactó en el mundo luego que en 2006, Tom Cruise anunció que comería la placenta y el cordón umbilicalde su futura niña Suri.

Sobre esta decisión de ingerir este órgano fundamental para el desarrollo del bebé, hay quienes creen que la placenta tiene beneficios múltiples para la flamante mamá. El más importante: ayuda a combatir la depresión posparto. También dicen que estimula la producción de leche, revitaliza a la parturienta, reduce el sangrado después del parto vaginal y estimula al útero a volver a su tamaño natural más rápido. 

La ciencia no respalda estas afirmaciones y no hay ningún estudio que indique que las píldoras de placenta estén vinculadas a estas mejorías.