La reconciliación de Justin Bieber y Selena Gomez el año pasado tomó por sorpresa a todos los fans que hace años esperaban que la pareja vuelva a estar junta. La confirmación llegó en varias fotos de los tortolitos andando en bicicleta o disfrutando de un partido de hockey. Todo parecía color de rosas.

Sin embargo, en los últimos días rumores de separación empañan la relación. Las dudas comenzaron cuando la cantante le dedicó un mensaje a Justin el día de su cumpleaños. "El 1 de marzo de 1994 nació alguien que sé que es súper cool. Boom", escribió. Para muchos el tuit fue frío y eso despertó la intriga. 

"En las últimas semanas han protagonizado varias discusiones acerca de temas sobre los que siempre han tenido muchas desavenencias, y en una de esas peleas ambos llegaron a la conclusión de que lo mejor era romper. Eso no significa que los sentimientos que albergan el uno por el otro hayan cambiado de la noche a la mañana", aseguró un allegado de la pareja a E! Entertainment y agregó: "Han estado unos días separados, pero manteniendo el contacto de forma constante a través del teléfono. Los dos necesitaban algo de tiempo para estar solos y evitar la saturación, pero no cabe duda de que todo esto es temporal y que pronto volverán a estar juntos".

"Los dos han dejado claro que se sienten algo sobrepasados y abrumados, sobre todo por la presión de tener que vivir su historia de amor a ojos de la opinión pública. Hasta ahora no habían sido conscientes del efecto tan negativo que todo eso puede generar", detalló.