Jada Pinkett-Smith, la esposa el actor Will Smith, habló por primera vez de una enfermedad que padece hace un tiempo pero que no se animaba a revelar por vergüenza.

La actriz de 46 años aprovechó el programa televisivo que tiene en su cuenta de Facebook, "Red Table Talk", y le contó a su hija y a su madre el motivo por el cual desde hace un tiempo utiliza turbantes.

"Esto es algo de lo que no he querido hablar antes porque no es fácil de enfrentar, pero creo que llegó el momento de hacerlo", dijo y reveló que Pinkkett Smith reveló que sufre pérdida de cabello. "Me encuentro peleando con problemas de pérdida de pelo. Un día estaba en la ducha y de golpe encontraba que tenía puñados de pelo en mis manos. Y pensaba Dios mío, me estoy quedando calva. Fue un momento de mi vida en el que me quedé literalmente temblando del miedo. Por eso es que oculto mi cabello".

 
Frente a ese panorama, Pinkett-Smith no dudó en someterse a todo tipo de estudios médicos para descubrir cuál era el origen del problema pero aún no tuvo éxito. Sin embargo, ella cree que podría tratarse de un problema relacionado al estrés y está decidida a no dejarse llevar por la angustia: "Incluso con el miedo que siento aprendí a mirar esta enfermedad desde un ángulo espiritual. Cuando envuelvo mi pelo, me siento como una diosa".