Lana Del Rey estuvo a punto de ser secuestrada por un admirador durante uno de sus shows. El culpable se disponía a acceder al concierto de la cantante en Orlando, Florida y la policía lo detuvo tras recibir indicios sobre un posible intento de secuestro.

Michael Hunt, de 43 años llevaba varios días enviando mensajes confusos y amenazadores a la artista via Facebook: "Quiero ver a mi reina el viernes y, desde ese momento en adelante, nuestras decisiones serán una sola". En otro de sus mensajes, el detenido aseguraba que veía la cara de Lana del Rey en sus sueños y que terminarían juntos la gira.

En el momento de su captura, Hunt llevaba consigo entradas para el show de su ídola y un cuchillo de ocho centímetros. Fue la misma policía de la ciudad quien informó sobre el incidente en su cuenta de Twitter.

No es la primera vez que la autora de "Born to Die" tiene que enfrentarse a amenazas de este tipo. Hace un par de años logró una orden de alejamiento contra dos fans que la acosaban y amenazaban, además de sufrir el asalto de su casa por parte de un joven de 19 años.