Las actrices y modelos no son las únicas expuestas a la crueldad de los opinólogos anónimos que pululan en Internet. Ahora, “ellos” también son víctimas de críticas cuestionables respecto de su aspecto físico.

El caso más reciente es el de Jason Momoa, conocido no sólo por haber protagonizado la película “Aquaman” y los primeros episodios de la serie Game of Thrones”, sino también por ser una de las estrellas de Hollywood más simpáticas y accesibles. Pero nada de eso salvó al querible hawaiano del ojo crítico de, es de suponer, atletas bien torneados que opinan en las redes sociales.

El actor de 39 años fue visto en Italia durante sus vacaciones en familia con una constitución física menos “imponente” de la que nos tiene acostumbrados en los últimos tiempos, sobre todo, en su último papel en la gran pantalla dando vida al superhéroe de DC Comics. Algunos tildaron de “pancita de papá” a su abdomen, ya no marcado profundamente como lo exigieron sus trabajos, pero a decir verdad, tampoco expandido como para hacer gran escándalo. Lo cierto es que en muchas ocasiones Momoa ha confesado su pasión por la cerveza o la comida, y que no es un fanático de los fierros.

Así se lo vio últimamente. Un bombón.

“A veces me resulta muy tedioso hacer ejercicio en un gimnasio. Es monótono y puedes quedar atrapado en una rutina. Me aburro, así que hago mucho más boxeo, surf o escalada. Hago las cosas que amo cuando no estoy preparándome para un papel. En esos casos en los que tengo que interpretar un personaje que requiere una transformación de mi cuerpo, hago pesas y mucho más cardio, pero no es algo que disfrute tanto como los deportes al aire libre”, dijo en una entrevista reciente.

Un profesional

Pero cuando las exigencias de un guión así lo requieren, el hawaiano ha demostrado sobradamente que es capaz de esculpir su figura y dejar atrás ese “cuerpo de padre” que, probablemente, a muchos les gustaría tener.

Momoa saltó a la fama mundial definitivamente en 2011 gracias a “Juego de Tronos” y su papel como Khal Drogo. Su aparición en la famosa producción de la HBO al lado de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), aunque efímera, fue lo suficientemente representativa para que llamara la atención de la industria cinematográfica gracias a su 193 centímetros de puro músculo. Y desde entonces su presencia en grandes superproducciones ha sido cada vez más habitual.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos