Decenas de mujeres denunciaron agresiones sexuales por parte del productor de Hollywood, Harvey Weinstein. Entre las víctimas se encuentran Angelina Jolie, Ashley Judd y Gwyneth Paltrow

El sitio TMZ reportó que la policía de Los Ángeles hizo una visita a la residencia de una hija del productor, después de recibir una llamada de emergencia sobre un "incidente familiar". Remy Weinstein, de 22 años, llamó al 911 esta mañana, alrededor de las 10:30, diciendo que el comportamiento de su padre era "suicida" y que él se ecuentra "deprimido".

La policía informó que respondió a la llamada pero cuando llegó Weinstein ya no se econtraba en el domicilio y su hija les dijo que todo había sido una discusión familiar. Tras el escándalo, Hollywood le ha dado la espalda al productor: políticos han tomado distancia, artistas que trabajaron en sus proyectos, como Meryl Streep y George Clooney, han publicado mensajes que condenan su comportamiento.

Su esposa, Georgina Chapman, anunció que se separará del productor y la junta directiva de su empresa le despidió el martes pasado.

"Lo siento, no está bien, tengo mucho trabajo por hacer. Seré mejor. Por favor, ayúdenme a ser mejor. Lo siento, lo siento mucho, lo lamento. De verdad respeto a las mujeres", aseguró Harvey en un mensaje, quien aparentemente se rehabilitará en un centro europeo.