Harvey Weinstein se declaró no culpable de dos delitos de violación y un tercer delito de agresión sexual en un tribunal de Manhattan.

El productor de Hollywood, impulsor del #MeToo, fue acusado por más de un centenar de mujeres por abuso y acoso sexual es por eso que si es declarado culpable podría ser condenado a 25 años de prisión. 

Weinstein, quien llegó al tribunal acompañado por su abogado Ben Brafman a penas cinco minutos antes de la hora prevista, no hizo ningún comentario ante la prensa. La próxima audiencia está prevista para el 20 de septiembre.

"No culpable", murmuró el antes todopoderoso productor de Hollywood en voz baja ante el juez que le leyó su acta de acusación, vestido de saco, corbata y jeans oscuros en un tribunal de Manhattan repleto de abogados y periodistas. Varias veces simplemente respondió que “”, cuando el juez le recordó los detalles de su libertad condicional. 

Fue su abogado, Bren Brafman, quien más habló en la audiencia. "No importa cuán reprensible sea el crimen, se presume que Weinstein es inocente. Es también reprensible acusarlo falsamente de violación", dijo y añadió: "Vamos a luchar contra esto en la corte". 

Junto a su abogado Ben Brafman.
Con su abogado Ben Brafman.

Weinstein fue inculpado el 25 de mayo de un delito por haber obligado a una joven a practicarle sexo oral en 2004, en las oficinas del estudio Miramax y de otros dos delitos por haber violado a otra joven en 2013. Podría pasar hasta 25 años de cárcel .

Harvey Weinstein se presentó en una corte de Manhattan