El cierre del Festival de Cannes tuvo asimismo a una inesperada protagonista: la italiana Asia Argento, una de las actrices más destacadas del movimiento #MeToo

"En 1997, fui violada por Harvey Weinstein en Cannes. Tenía 21 años”, dijo la actriz frente a la sorpresa de todos.

El productor estadounidense “nunca más” será bienvenido al Festival, añadió al mismo tiempo en que se informaba de que el cineasta francés Luc Besson había sido acusado de violación por una actriz. 

Weinstein está acusado de un centenar de casos de acoso sexual y violaciones a actrices.

Asia Argento, en Cannes (AFP)