El nombre de Kevin Spacey está sonando fuerte en todo Hollywood. Y esta vez no es por su papel en "House of Cards".

El actor ganador de un Oscar fue denunciado por su colega Anthony Rapp de abuso sexual cuando éste tenía 14 y Kevin Spacey 26. Ante esta denuncia, el protagonista de "House of Cards" ofreció un insólito pedido de disculpas, en el que dijo no recordar el episodio aunque reconoció haber estado borracho.

Además, aprovechó la oportunidad para "salir del closet" y contarle al mundo que ha "elegido vivir como un hombre gay".

Este comunicado, lejos de calmar las aguas, las agitó aún más. Numerosas figuras de Hollywood criticaron duramente el texto publicado por Spacey.

Debra Messing

La protagonista de "Will & Grace" retuiteó a una seguidora que daba a conocer el significado de "hebefilia", la palabra con la que se define el interés fisico o sexual de los adultos hacia personas que se encuentran transitando la pubertad. "Aprendí una nueva palabra gracias a Kevin Spacey. Es ilegal y condenable", escribió.

Zachary Quinto

"Es profundamente triste y complicado el modo en que Kevin Spacey decidió salir del closet, no desde el lugar del orgullo -bajo la luz de sus muchos premios y logros- y tratando de inspirar a decenas de miles de chicos que lidian con cuestiones referidas al colectivo LGBT alrededor del mundo, sino con una calculada manipulación para distraer la atención de una muy seria acusación de quien él intentó molestar. Siento mucho pesar por la experiencia de Anthony Rapp y subsiguiente sufrimiento. Y me da pena que Kevin haya buscando dar a conocer su verdad de modo que le sirva, del mismo modo en que negarlo le sirvió durante tantos años. Ojalá sea la voz de Anthony Rapp la única que se haga oír aquí. Las voces de las víctimas son las únicas que merecen ser escuchadas", escribió el actor de "Star Trek".

Wanda Sykes: "¡No, no, no, no! No elegís esconderte detrás del arcoiris". 

Billy Eichner: "Esa declaración de Kevin Spacey. No. Absolutamente no. Pero honestamente, dudo ponerme a hacer bromas porque el comunicado de Spacey es realmente desagradable, irresponsable y peligroso".