Luego de que se conociera que el padre de Meghan Markle, Thomas Markle, no asistirá a la boda de su hija porque se someterá a una operación cardíaca para "quitar obstrucciones de las arterias, reparar daños y colocar un 'stent'". 

Por este motivo, el futuro suegro de la novia, el príncipe Carlos de Gales, la acompañará hacia el altar de la capilla St. George's, donde la estará esperando su prometido el príncipe Harry

Según el comunicado que difundió el Palacio de Kensington, el príncipe "está encantado de poder darle la bienvenida a la señora Markle a la Familia Real de esta manera".